Darkness

Darkness

La mano me tiembla un poco por los nervios mientras desenvuelvo el pañuelo blanco y negro que me regaló Dria la primera vez que abrimos una casa. Lo extiendo en el suelo con suavidad para no hacer ruido y con los dedos palpo las puntas de las diferentes ganzúas hasta...